Tuesday, December 16, 2008

Extrañamiento.

Esto lo escribí en Marzo del 2001 más o menos... era una niña!

“Hace unas noches, no sé por qué, dejé un pequeño espejo en mi mesita de luz. Cuando apagué la lámpara, me dí cuenta que el espejo reflejaba luz, la poca luz que entraba por entre la persiana, pero que no reflejaba ningún objeto. Un poco es la combinación de estar encandilados por haber apagado recientemente la luz, y que los espejos no reflejan mucho sin ella, porque no tienen de dónde captarla para reflejar algo… eso me recordó un poema de Borges que dice algo así como “...en el dormitorio vacío la noche cerrará los espejos…”. Y mientras esperaba que me llegara el sueño me quedé pensando en eso… es algo muy común pensar que un espejo es un umbral tras el cual siempre se aparece una réplica de nosotros ¿¡Quién no pensó en eso alguna vez, esperando a que le llegue el sueño!?

"Pero al día siguiente seguí pensando en el espejo, y en lo que habría detrás de él ya que, según Borges, los espejos “se cierran”; si los espejos se cierran, quiere decir que también se pueden abrir, y si se pueden abrir, conducen a algún lado. ¿Pero a dónde conducen? Creo que se me ocurrió que no son puertas, o umbrales, o portales hacia “otros lados” como todo el mundo cree, sino que sólo son ventanas y al pararnos frente a ellos sólo nos asomamos a otro mundo o dimensión y vemos a otra persona que nos imita desde el otro lado; no a nuestro reflejo. Por ejemplo, yo no me veo a mí en mi dormitorio, reflejada, sino que veo a otra Paula en su dormitorio, que irá a su Universidad, se encontrará con sus compañeros, lidiará con sus profesoras, etc., quienes también se miran en espejos, se asoman a nuestro mundo por medio de ellos (que son múltiples ventanas desde distintos lugares de su dimensión hacia distintas partes paralelas y opuestas de nuestro mundo) y hallan en ellos a un personaje igual, a quien consideran un reflejo y nada más. Y esa Paula que vive en un mundo reflejado (que ve salir el sol por mi poniente, que tiene su corazón en mi derecha, que escribe de mi derecha a mi izquierda, y convive con seres reflejados, los mismos que yo conozco en la vida real), me ve al verse al espejo a la mañana pero no piensa del modo que yo pienso. Sólo cree que soy un reflejo, no otra persona igual que vive en otra dimensión igual e invertida, como yo hago con ella.

"Pero hay algo que me preocupa, y eso es que un día esa Paula deje de pensar que yo soy meramente su reflejo, y que piense que al mirarme no se está viendo, sino que está viendo a otra persona, y que se está asomando como por una ventana a otra dimensión. Ahí yo dejaría de ser su reflejo, y me convertiría en un ser atrapado en su propia imaginación…”.

6 guánder pípol séid...:

Eleanor Rigby said...

Encontre una infima relación con otro blog, y también conmigo...

Esa escisión sucede a veces, uno se divide y parece ser dos y hasta tres a la vez.

Eso es al menos lo que yo interpreté...bueh..

un besito xD

eMe said...

Ya que este relato ha sido posteado en mi honor (?) no puedo dejar de comentar...

Me encantaría escuchar a Guánder Guóman hablar, creo que debe ser muy agradable una charla con ella... así como lo son sus posteos diarios, llenos de ternura e imaginación.

Muy buena idea lo de la otra! ;)

Guánder Guóman! said...

Eleanor, yo conocí una chica que se volvió casi automáticamente mi amiga. Tenemos las personalidades clonadas. :P Es que me caigo TAN bien...!

Micaela (la M era de Micaela o de Mondiolette? -Lo afrancesado suena bien-). Tu comentario me hizo pensar en lo siguiente: qué mal que escribía 7 años atrás y, de todas maneras, ojalá hablara como escribo! En muchas maneras sí, escribo coloquialmente porque es mi forma favorita y tuve muchos amigos lejos así que siempre nos escribíamos cartas (eran otros tiempos...) y les encantaba que les contara lo que me pasaba de formas tan ocurrentes y a la vez tan cotidianas. Qué sé yo. Me gusta escribir. Pero no me gusta como hablo, soy una atropellada (que cuando escribo no se nota, a menos que esicrbriea tdoo ais). Jajaja!

eMe said...

Jajajaja. Sos atropellada igual al escribir, escribís claro y se entiende todo pero se nota que los posteos tienen un ritmo particular.

Cuando nos agreguemos mutuamente a los msns (que no entiendo por qué aun no lo hemos hecho... o ¿si?)seguramente validaré 0.o lo que estoy diciendo. Jajaja.

Adiós!

Guánder Guóman! said...

Si, soy atropellada, verborragica, digamos. Pero se me entiende. Cuando hablo, a veces no se me entiende. Je!

Menos en ingles. Me siento incapacitada verbalmente. Es horrible. A veces quiero deslizar un comentario gracioso y no me sale con la claridad que debiera. Y... que queres que te diga? Los comentarios graciosos tienen que ser cortitos y claros. Un bocadillo. Jajaja! Pero al final cuando hago comentarios graciosos tengo que repetir para que me entiendan, explicarlos, explicarme... un desastre.

Igual, no siempre me pasa.

Guánder Guóman! said...

Ah, postdata: no uso MSN para nada... jajaja!