Saturday, January 2, 2010

Chambona.

Me parece que con todas las chambonadas que posteé en el último año en este blog me estoy haciendo fama de torpe. Nada más alejado de la realidad.

Sin embargo... sumo otra a mi catálogo: El año pasado mi esposo se compró un libro que se llama Diary of a Wimpy Kid (en español sería Diario de un Debilucho, pero lo tradujeron como El Diario de Greg); es una novela ilustrada escrita en primera persona por un adolescente de 13 años que se hace el guacho pistola pero en realidad es un debilucho. Bueno, el asunto es que hay cuatro libros más de esa colección y como nos había gustado el primero, y mi esposo fue el que lo compró, decidí sorprenderlo esta navidad con los otros libros. Me sentí re detallista y especial por comprarle los libros que tanto le habían gustado y de los que tanto habíamos hablado.

Llegó Navidad, le entregué mi regalo re contenta y cuando lo abrió me miró perplejo. Creí que le había errado al otro regalo que venía dento del mismo paquete (Star Trek en Blu Ray), pero no. Sin decir más me dio él su regalo: qué podía ser? Sí, eso mismo: los otros libros de la colección.

6 guánder pípol séid...:

autophobia said...

JUJIJAAAJUJAJU!

ViVy said...

dos almas gemelas en todo sentido...

Guander Guoman said...

Y sí... parece que sí, che.

Jajaja!

Zeithgeist said...

xD

jajajajajaja bueno, ya sabes, regalito a la biblioteca.

Guander Guoman said...

No, lo devolvimos (uno de los beneficios de vivir en EEUU: podés devolver cualquier cosa que hayas comprado, prácticamente en cualquier momento--no estrictamente a los 2 días--).

Andrea said...

Primera vez en el blog...


me pareció completamentente dulce... yo quiero uno así!!!