Sunday, May 30, 2010

Dos tipos de personas

No creo que algún día de mi vida logre entender a dos tipos de personas: la gente que se queja por todo y a la gente que se ofende por nada.

Vivir quejándose hace que la vida en vez se ser vivida sea soportada. Y si la vida fuera para ser soportada no se llamaría vida sino "soporta" (?)

Vivir ofendido o guardando rencor a la gente que nos ofendió en el pasado es como ir llenándose los bolsillos de piedras. Cada vez más pesadas. Cada vez nos hacen más difícil avanzar, movernos, progresar...

Yo por mi lado no digo que nunca me queje, pero no vivo quejándome. Y mi esfuerzo por no quejarme es un acto consciente, así soy consciente de las cosas que tengo y de lo mucho que aprecio tenerlas. Y con respecto a las ofensas... no sé realmente lo que es guardarle rencor a nadie; nunca lo vi en mis padres ni en mis hermanos. Eso no quiere decir que todo el mundo me caiga bien... pero no le niego un saludo con una sonrisa sincera a nadie, ni al que me ofendió.

Mmmmh...

Nop. Definitivamente, nunca voy a poder entender a la gente que vive quejándose y a la gente que no sabe perdonar y olvidar.


5 guánder pípol séid...:

Shaggy said...

Desde que cambié el formato a mi blog y puse el blogroll de nuevo, pensaba que estaba incompleto. Hoy busqué tu blog y no lo tenía... ése era el problema. Decí que me acordaba de la dirección:)

Ahora bien, respecto al tema, yo soy de las personas que se quejan mucho, gracias a dios (o a mi), hace bastante cambié mi filosofía de quejas, pasé a quejarme sólo de aquellas cosas sobre las cuales puedo tener poder para cambiarlas, lo que no depende de mí y no puedo hacer nada para cambiarlo no merece ser "víctima de mis quejas"...


Respecto a "los ofendidos" no los soporto, por eso mi política es no darles bola. Si estás ofendida es tu problema, no mío...

Guander Guoman said...

Claaaaro! Acá por ejemplo es tema muletilla de todo el mundo es el clima. Es un tema que no ofende a nadie, así que prácticamente es de lo único que se habla cuando sólo se conoce al interlocutor... y a veces entre amigos también. Así que clavado, cuando alguien se quiere quejar de algo, se queja del clima, porque andar quejándose de políticos o valores religiosos puede herir susceptibilidades. Entonces TOOOODO el mundo se queja del clima. Pero qué pasa? Con quejarte no vas a cambiar el clima, dejá de jorobarme la vida a mí, que tampoco me gusta el clima pero no me quejo porque con quejarme no voy a hacer que pare de llover.

Es algo que no puedo comprender de ninguna manera. Y con respecto a quien está ofendido conmigo... si le pedí perdón y sigue ofendido, es su problema. Si se ofendió por algo no intencional por qué tengo que pedirle perdón? A veces lo hago igualmente, pero no es mi responsabilidad ni mi problema si el otro sigue ofendido. De cualquier modo, no le niego el saludo.

Guander Guoman said...

Por otro lado (por último, jaja!), si hay algo que se puede cambiar, para qué gastás energía en quejarte en vez de gastar energía en cambiarlo?

Un misterio del mundo animal. (?)

Eleanor Rigby said...

Doña, me ha gustado mucho su escrito de hoy, y estoy totalmente de acuerdo, en sero!

Me pasó de alguien que alguna vez se ofendio conmigo x nada, en realidad nunca supe xq, han pasado 12 años, era mi amigo desde la primaria. Aun m cruza y no saluda, me parece ya estúpida la reacción, y asi viven un monton de personas..in cre i ble.

Y con respecto a al gente que se queja, yo creo que envejecen más rápido, se lo explicaba a una amiga ayer. Se quejan de la vida, de ellos y de la demás gente, no viven.

No se q clase de persona soy, pero si ninguna d esas..

Guander Guoman said...

La verdad, no?

Pero bueh... si seguimos hablando del tema vamos a estar quejándonos de los que viven quejándose, y sonando rencorosos con el hecho de que nos joroban la vida con tanta queja. Jajajaja!