Saturday, November 29, 2008

La ley de la selva.

Anoche mi esposo se encontró con dos argentinos en una estación de servicio, así que me pegó el chiflido porque yo estaba esperando en el auto, y me fui a verlos. Encontrarse otros argentinos en el exterior es como estar en la selva viviendo con monos, comportándose casi como un animal más para sobrevivir, y de pronto encontrarse con otro humano. El hecho de que seamos humanos nos une, nos identifica, aunque no nos conozcamos; hace que automáticamente se establezca una relación de confianza aunque ni siquiera sepas a qué se dedican, o sus nombres. Charlamos por un rato, nos intercambiamos números de teléfonos como si fuéramos viejos amigos que se reencuentran, y nos despedimos con un beso. Ese acto tan pequeño, para alguien que vive en la selva, no tiene precio. Decir chau con un beso en el cachete. Qué groso! No es como estar en la selva y adiestrar a uno de tus monos amigos a que te de un beso (cosa que en tres años de todas maneras no he logrado), porque le falta el piripipí, falta la naturalidad, le falta el afecto espontáneo. 

Y las charlas!? Pfff...! Hay tanto que se pierde en lo lingüístico! Una parte de nosotros se pierde en lo cotidiano, en lo que decimos, en lo que hacemos, en cómo nos manejamos. No importa cuánto conozcamos la cultura de la selva, no pertenecemos a ella. No importa cuán bien hablemos su lengua, cuánto asimilemos su vida, la incorporemos a la nuestra, cuánto nos mimeticemos para sobrevivir, cuánto, a través de los años vayamos con la manada. No somos monos...





Algún día, tal vez dada por vencida, o por costumbre, me convierta en Tarzán... o en Koko

3 guánder pípol séid...:

Shaggy said...

Me pasó algo parecido el otro día... EN ARGENTINA! sí, tal cual, viajé con mi novia y una amiga a El Chaltén y ver argentinos era tan raro como ver un huemul en la patagonia.

cuando volvíamos a El Calafate, conocimos en el micro a un argentino que estaba casado con una española hacía 3 años...

Enigüei (como decís vos), las 3 horas que duró el viaje estuvimos hablando sin parar un minuto, de hecho, éramos 5 argentinos en todo el micro, el chofer, un gendarme, el tipo éste, mi novia, mi amiga y yo...

y qué pasó?

Intercambiamos mails, jajajaja

IDEM.

Eleanor Rigby said...

Se me llenaron de pronto los ojos d lágrimas, te abrazaría y te daría un beso si estuvieras más cerca!

Una sola vez sali d acá, fui a Chile 10 días,...de regreso pasamos x Mendoza, y te juro que apenas escuche el acento argentino salte en una pata,..

Pero lloré de emoción, abrazada con mis amigos cuando vi el río Paraná... mi amado río.No sabía que eso se pudiera sentir

rusito said...

Mi experiencia fue doblemente traumatica...

Estaba en Lisboa [Capital de Portugal], caminando en la plaza central... a orillas del rio Tejo [el mismo que pasa por Madrid].
Hacia unas 3 semanas que estaba en Portugal, lo unico que habia escuchado en castellano fue a mi viejo y una cancion de Shakira con Alejandro Sanz... Imaginen las ganas de morirme. Si hay algo mas aburrido que un portugues son dos portugueses y encima me tengo que comer a Shakira...

En fin... Estaba en la plaza y se acerca una pareja, turistas, de unos 55 años, y me dice la mujer:

''Puedes sacar foto? A nosotros?''

La pareja era Española, lo que nunca entendi es por que me hablaron como tarzan cuando lo logico seria que me intenten hablar en portugues, dada la situacion.

Mi respuesta, en perfecto castellano, fue:

''Claro que si señora. Permítame la cámara''

Que buena sensacion... poder transmitir una idea sin tener que expresarla con las manos y jugar al oficio mudo...

Ella: Ohh [sorprendida...] Hablas español?

Yo pienso: No, es la f*king telepatia vieja boluda.

Yo: si, soy de Argentina. :D

Ella: ah... y en Argentina hablan español?

La mire con el ceño fruncido, le saque la foto, le devolvi la camara y me fui...

[MxeF] Me senti un indio... Rubio, pero indio al fin.