Friday, January 23, 2009

I have conquered pain; I have vanquished fear.

Esta entrada viene a modo de confesionario para mis estimados lectores/interlocutores, que no me conocen en persona. Y no importa, porque muchos que me conocen no saben esto...

Le tengo terror al dolor.

La idea de sufrir dolor me desespera, me pone nerviosa, me sube la temperatura y el ritmo cardíaco. Algunos pensarán "Y cómo cuerno hizo para parir un crío?" sí, señores... opté por la fórmula de la felicidad de muchas madres: la anestesia epidural; que dolió infernalmente al ser inyectada, pero al poner en la balanza una inyección en la espina dorsal o un parto, me inclino hacia la primera. Volviendo al tema, mi esposo y yo queremos tener otro hijo (anuncio oficial en la güeb) y durante mi primer embarazo subí algunos kilos que no logré bajar, ergo, no recuperé la figura que me supe conseguir. Y mi anillo de bodas y de compromiso me aprietan. Mucho. Cometí el error de ponérmelos después de tener a mi nena hace dos años, porque... como que me faltaba piripipí si no los tenía!No me sentía yo misma! Y ahora con la meta y la posibilidad real de quedarme embarazada otra vez, saber que tenía esos anillos puestos, extremadamente ceñidos, me hizo despertarme un par de veces a la noche, hiperventilando y sudando. Parece loco, todo por un anillo, no? Hasta me cruzó por la cabeza la idea de que quedarme embarazada sería un error, que no estoy lista.

Esta foto no es mía, la saqué de por ahí... je!

Sí, me imagino que ustedes pensarán "Y por qué no se saca los anillos si tanto le preocupa?" Hete aquí la respuesta: probé sacármelos. Y duele magistralmente (?). Cuando digo que los anillos están atascados, es literal; no podía pasarlos del nudillo, ni siquiera llegaban al nudillo; tal era el atascamiento. Probé jabón, manteca, crema, limpiavidrios, aceite, agua helada para bajar la hinchazón... todo, todo.* Y cada intento me hacía sentir más dolor, más miedo al dolor y más desesperación. Así que renunciaba a mi labor como buena maricona, y me resignaba a mi (mala) suerte.

Hoy me armé de coraje, busqué por enésima vez en internet técnicas para sacar anillos atascados y logré mi proeza. No sin dolor y sin esfuerzo, pero lo logré. El anillo de compromiso es levemente más grande que el de bodas, no sé por qué, así que sabía que el de bodas iba a ser el que presentara el desafío real y requiriera mayor resistencia al dolor de mi parte. No sé por qué me vi en la necesidad de compartir esta confesión anecdótica con ustedes; me siento raramente liberada y superada. Chicas, sobre todo (que me imagino que son las que más leen mi bló, y más interesadas pueden sentirse en el tema) ya van a tener la oportunidad de leer más de mis confesionarios anecdóticos quejándome sobre las náuseas, el cansancio y las raras preferencias alimenticias de mi primer trimestre. Jaja!


*Ideas que saqué de e-How. Un montón de mujeres comentaron sus experiencias tratando de sacarse anillos atascados y algunas mujeres probaron no sólo limpiavidrios (aparentemente el clásico de las joyerías para sacar anillos atascados), sino también vaselina, toallitas para limpiar el cutis, lubricante íntimo y hasta toallitas húmedas para las hemorroides. Jajajaja!

12 guánder pípol séid...:

Eleanor Rigby said...

Sabés que haría yo en un caso así? voy a una joyería y le digo: agarre el alicate y corte aquí, me lo sacan y les pido si pueden agrandarlo a la nueva medida de mi dedo, y listo!(De todos modos tenés que agrandarlo si querés usarlo otra vez.)

En cuanto a los dolores,...pasé otros; creo que un parto no sería tanto, xq después tenés algo para abrazar y te olvidás de todo.

A lo mejor suena a que lo digo xq no parí, pero es lo que he pensado.

Brayanus Muchus (corruptus in extremis) said...

te felicito por la decision de pibe nuevo che!

si queres despues te armo dieta vegetariana para que vuelvas a tu figura original, a mi me saco panzas y panzas de birra... y ahora la ropa que compre hace cosa de año y pico me queda enorme, mas que nada pantalones y cinturones y esas vesches.

asi que te gusto mi blog muerto? que copado!

XD

saludetes!

Guánder Guóman! said...

Eleanor: Pensé en ir a una joyería a que lo corten, pero el de bodas tiene grabada la fecha y el nombre de mi esposo (por si me olvido, jaja!) en la parte de adentro y tenía miedo que justo cortaran el grabado. Agrandarlo? No, no me quiero resignar a mi peso. Lo pensé también. Pero no... no es saludable que desista y me sienta bien con el peso que tengo, de hecho en este embarazo tengo en plan no subir peso extra porque no lo necesito. Respecto de los dolores de parto... no no no! Duelen mucho! Yo sentí algunas contracciones antes de la anestesia y eran horribles (y no eran de las contracciones de parto propiamente, sino de las primeras, que son suaves). Imaginate un objeto del tamaño de una sándia saliéndote de ahí abajo!! Si hubiera tenido a mi nena por parto natural (sin anestesia) no querría tener otro hijo. Me conozco, las experiencias dolorosas sólo alimentan mi miedo. :S

Guánder Guóman! said...

Brayan: Gracias por las congratulaciones. Estamos muy contentos con la meta!! (Increíble, hace un año no quería saber nada de nada con embarazos y críos). Lo de la dieta, está bien, gracias tengo que ir a un nutricionista por lo de no subir peso en el embarazo de todos modos. Mi problema no es NO comer verduras. Te digo más, no es una cosa que digas "qué bruto, son mis favoritas" pero me gustan! Y me encantan las frutas. Digamos... tengo un espectro de preferencias culinarias bastante amplio, me gusta el pollo, el pescado, las carnes rojas apenitas, las verduras, frutas, cereales, etecé... o sea, no soy la típica gordita que vive en McDonalds todo el día (que acá los hay, jaja!). Pero así como me gustan otras cosas, lo que me supera y me mata es comer pastas, o harinas de cualquier tipo. Son ricas pero son la razón de mi gordura.

...

Puaaaaaaaaa! Sonó a título de telenovela mexicana "La razón de mi gordura." Jajajajaja!

Y sí, sí! Me encantó tu blogcito Abajo en la Tierra.

rusito said...

La dieta no duele...

:P

Felicidades por la iniciativa de agrandar la family. Mucha suerte con eso... y si tienen mala suerte al intentar y no poder... al menos sera divertido intentar.

Que preferis? Nene o Nena? [nada de esas güevadas de decir ''si es sano cualquier cosa me viene bien'', nene o nena?]

[MxeF]

Guánder Guóman! said...

Y no, por doler no duele... pero cuesta! Jajaja! Igual, estoy cuidando lo que como hace un tiempo y me va bien (largando las harinas, o sea).

Qué prefiero!? UNA NENA! Cuando me enteré de que la primera iba a ser una nena me sentí la persona más feliz del mundo. Pero algún tipo raro de presentimiento maternal me dice que va a ser varón, como supe desde un principio que mi primer bebé sería nena. Yo, por mí me llenaría la casa de nenas. Crecí con dos hermanos varones y no me quejo, pero me gusta la chuchería de las nenas. De chica yo era cualquier cosa menos chuchi; era un varón más. Así que sí, quiero una nena, pero algo me dice que el segundo va a ser varón :(

Guánder Guóman! said...

Che, loco! Dejemos de hablar de embarazos! No estoy embarazada todavía! Mirá si tanto hablar al final me trae yeta!


O.o

rusito said...

Eso significa que queres que sigamos hablando de tu dieta?

[MxeF]

PS: Es que los peques son lindos...

Guánder Guóman! said...

No, si hablamos de dieta también es yeta y largo todo y me voy al McDonalds!



O.o



Jajajaja!


Tengo uno a tres minutos (a pie) de casa. Imaginate. Sin embargo, no como en McDonalds.

rusito said...

jajajajajajajajajja

Yo quiero tener un Mc cercaaaaaaaaaaaaaa

[lo tengo a diez minutos a pie... pero es mucho :P ]

[MxeF]

PS: entonces de que cornos opinamos????? dO.ob

Layla said...

Te hubieras cortado el dedo, total el anular no sirve para nada.




(?)

Guánder Guóman! said...

Rusito - Y entonces de qué pueden opinar? De la entrada más reciente!

Layla - Mirá que en mis ataques de desesperación lo pensé.





Arreeeeeeeeeeeeeeee!! :$




(?)