Thursday, July 29, 2010

Pros y Contras de los Pinos

Con el tiempo viviendo en el Estado de Washington, en el que el árbol oficial es el pino, me di cuenta que este árbol enciende pasiones dentro mío y que tengo una opinión muy formada y más bien compleja con respecto a ellos... no digo que mi opinión sea compleja porque tenga realmente herramientas para fundamentar mi opinión, sino porque debo ser la única boba que le dedica tanto tiempo a los pros y los contras de los pinos. A quién le importa? A nadie. Sin embargo a mí sí. Y no miento: no conozco a nadie que tenga una opinión con respecto a los pinos como yo tengo la mía y siempre que pienso en tener mi casa propia pienso que NO voy a tener un pino en mi patio. ODIO LOS PINOS. Bueno, no los odio, pero casi casi. Héles aquí los pros y los contras de los pinos, y por ende, las razones por las cuales los odio tanto (o casi casi).

Contras:

-No reverdecen en verano y dan sombra fresca como los álamos, los arces, los robles o cualquier otro árbol de hoja caduca.
-No florecen en primavera como los frutales... y lógicamente, no dan fruto.
-No se ponen hermosos en el otoño; no se ponen anaranjados, ni amarillos, ni vuelan las hojitas al viento.
-No pierden las hojitas y quedan grises y pelados, que no es muy lindo, pero es el cambio necesario para dar lugar a mis primeros dos incisos.
-Te llenan el patio de agujetas y de piñas.
-Son de un color verde aburrido y sin brillo.
-Debajo de un pino no crece nada. Ni yuyos.
-Ni hablar de la resina pegotosa que te cae en el techo y te arruina la pintura de la casa.
-Cuando nieva se cargan demasiado de nieve, las ramas se ponen pachuchas y quedan feos. (?)
-No podés treparte y hacer una casita en ellos.

Pros:
-Son una alternativa mejor a la deforestación.
-Hacen unos regios muebles.

3 guánder pípol séid...:

Vicky said...

No creo que lo de hacer buenos muebles sea un pro, si lo queremos, lo queremos como arbolito vivo, no como arbolito degollado.
A mi no me gustan ni las flores ni nada de eso.. creo qe son para los velorios.

Eleanor Rigby said...

Estem,..no pensaba leer sobre pinos, la verdad, creo que nunca lei sobre pinos.

No conozco gente que los tenga en su casa, siempre disfruté de los paraísos de mi abuela y los árboles frutales (trepar y hacer casitas o fortines), mi tía Olga tb tenía esos, pero pinos jamás. Yo no los odio, pero estoy de acuerdo en eso que decis que siempre están ahi. Son para las plazas, creo.

Toda la vida casi vivi en dpto, y pronto me mudo a otro. Sería feliz simplemente con cualquier árbol si pudiera tenerlo...

Guander Guoman said...

Vicky--he allí la ironía de mi comentario: son tan inútiles que aparte de evitar la deforestación, no hacen mucho más estando vivos. :P Ojo, me gustan los bosques de pinos... pero por allá lejos, pa' las fotos. Vio?

Eleanor--Claro, te entiendo. Yo nunca le di pelota a los pinos hasta que me mudé acá que están por todos lados. Eso por un lado. Por otro: en las plazas? Estás segura? la plaza más fea que he visto es la plaza de Rawson, en Chubut. Todos los árboles de esa plaza son pinos, así que no crecen pastitos, ni arbustos, ni nada lindo debajo de ellos... y las veredas están enchastradas de resina negra. D: