Thursday, July 31, 2008

El corazón partío.

Sí, voy a ser el hazmerreír de las multitudes (?) que leen mi blog, pero no me importa.

Me llegó la bendita yerba. Un envío que pesaba mucho menos de lo esperado y que una vez abierto me decepcionó más de lo que hubiera imaginado.

Abrí el paquete, qué tenía? Tres misérrimos paquetitos de La Merced, de 100 gramos cada uno. Una calabacita linda, pero diminuta y una bombilla sin personalidad, haciéndole juego en longitud.

Y con las ganas que tengo de tomar mate me encuentro con esta miseria!

Pero... hete aquí que la culpa fue 100% mía por no haber leído bien las características del producto. Y yo que me emociono cuando veo algo barato, creo que me empeciné con el precio y no me dí cuenta que ese "super combo" de mate, bombilla y yerba no me traía ni siquiera medio kilo del yuyito mágico (?).

Qué bronca que me tengo! Ahora tengo que enviar todo (sin usar/abrir), hacer un pedido en otra página distinta (donde compro siempre) y esperar 7 días más a que me llegue mi yerbita. Y si me alcanza el sencillo también, una bombilla como la gente (que acá las venden a precios exorbitantes).

Y así ando: todavía sin yerba. O mejor dicho: CON YERBA, pero que es un chiste.

6 guánder pípol séid...:

PaJarittos said...

pero qué cagada che, no me da risa, todo mal ahora!

Guánder Guóman! said...

Sí, ni hablar! Tendría que estar dedicándome a otras cosas, no comparando precios OTRA VEZ para ver dónde me conviene comprar mi yerba OTRA VEZ... :S

eMe said...

Me pasa igual! Me emociono tanto con las promos, liquidaciones, outlet, etc... que por momentos olvido que nadie te regala nada!! Es tan triste ver la realidad cuando esperábamos que la ropa a mitad de precio nos durara más de un lavado o, en tu caso, tomarte un rico mate con una bombilla decente al menos... pero en fin, Guánder, así es el sistema. Espero que soluciones pronto tu abstinencia! Saludos!

Guánder Guóman! said...

Si, totalmente fui una gila por no fijarme bien en los detalles del producto. Cuando recibi el paquete, mire los detalles y estaba toda la informacion: que los paquetes de yerba eran de 100grs cada uno, que la bombilla media 10 cms y que la calabacita era diminuta. Pero bueh, a pesar de todo, me lo quede, porque si lo mandaba de vuelta perdia 10 dolares por el reenvio del producto. Asi es la cosa. Aprendi mi leccion y ahora habra que seguir adelante. Por las dudas, mi proxima compra de yerba la voy a hacer en la misma pagina de siempre, ahi se que what you see is what you get. La informacion sobre cada producto que venden es muy clara, y no le ponen todo el adorno de las bondades diureticas y herbolisticas (o herboristicas?) del mate que son puro verso pero en EEUU venden...

En fin. Me voy. Gracias por tu empatia.

Guánder Guóman! said...

Son las 6:30 de la maniana. Me levante para estudiar. Si leen alguna incoherencia de mi parte, es la hora, y un episodio desafortunado del que hablare mas tarde. :(

Layla said...

que tristeee!!


es feísimo !

Me imagino a mi misma un domingo a la tarde, sin yerba y que la vecina me preste una tacita para safar, sabiendo que no me va a alcanzar para desayunar el lunes y que esa tarde de domingo va a durar una semana!!!



!!!